Cómo guardar un saco de dormir: Prolonga la vida útil de tu saco.

¿Alguna vez pensaste en cómo guardar un saco de dormir correctamente? No es algo en lo que piensen la mayoría de los campistas. Sin embargo, cada año, miles de sacos llegan prematuramente al final de su vida útil y en muchas ocasiones se trata de sacos de reconocida calidad.

Esto no solo es malo para las billeteras de sus dueños, sino también para el medio ambiente. Afortunadamente, la vida útil de su saco de dormir se puede extender mucho si aprendes a guardarlo correctamente. Mantener en buen estado el saco de dormir nos permitirá pasar una agradable noche en montaña en tu tienda de campaña, manteniendonos aislados del frío y lo más confortable posible.

Por ello, hemos preparado una breve guía paso a paso sobre cómo guardar un saco de dormir. Y es que incluso los mejores sacos de dormir necesitan un poco de cariño para seguir funcionando durante varios años. Por lo tanto, siga leyendo y descubre los mejores consejos para mantener como nuevo tu saco de dormir por mucho tiempo.

Saco de dormir plumón 0 °C

Este saco de dormir de plumón y plumas para 3 estaciones, con certificación RDS, te permite dormir cómodamente con temperaturas superiores o iguales a 0 °C.

Cómo guardar un saco de dormir: instrucciones paso a paso.

Cómo guardar un saco de dormir.
Fuente: Felix M. Dorn – unsplash.com. Hay aspectos a tomar en cuenta al guardar un saco de dormir.

Paso 1: Secarlo.

Cuando regresamos de un viaje al campo y nuestros niveles de energía son bajos, es tentador simplemente tirar el equipo (lo que incluye el saco) en la esquina del cuarto hasta la próxima vez.

Sin embargo, si haces esto con tu saco de dormir, notarás que es una de las formas más seguras de afectar su capacidad de rendimiento cuando llegue la próxima vez, y también en todos los viajes posteriores.

No importa cuán secas sean las condiciones en las que haya hecho su cámping, su saco de dormir seguramente tendrá cierto grado de humedad en la tela. Ya sea por la condensación dentro de su tienda o por el sudor que se filtró a través de la parte posterior de su mochila, el saco de dormir es muy probable que esté húmedo.

Guardar tu saco de dormir cuando todavía está húmedo es una mala idea por dos razones. En primer lugar, puede provocar la formación de moho en la tela, lo que no solo podría dañar la tela sino también afectar negativamente a su salud. El moho puede provocar tos, estornudos, sibilancias e incluso fiebre, por mencionar tan solo los problemas de salud más comunes.

En segundo lugar, la humedad exacerba la compresión que reduce el loft y la capacidad aislante del saco, por lo que pierde su funcionalidad. Cuando llegue a casa después de sus viajes, vale la pena tomarse un minuto para colgar su saco de dormir para que se seque. Idealmente, esto debe hacerse con las cremalleras bajadas y en un lugar donde no esté expuesto a contaminantes o corrosivos como la savia de los árboles, excrementos de pájaros o aceite (si está colgada en un cobertizo o garaje).

Paso 2: Airearlo

Incluso si su saco de dormir no está húmedo, es una buena idea airearlo después de un viaje, o incluso durante el día si está en un viaje de varios días.

Si lo hace, ayudará a liberarlo de los malos olores que pueden acumularse con el tiempo y permitirá que las plumas de plumón recuperen su vitalidad. Mientras ventila su saco de dormir, asegúrese de abrir las cremalleras y, para refrescar las cosas, también puede rociarlo con un poco de ambientador.

Los mejores sacos de dormir: guía de compra

Elegir bien un saco de dormir es una garantía de comodidad si piensas pasar una noche al aire libre. Te mostramos las mejores recomendaciones al comprar tu saco de dormir para tu próxima aventura.

Paso 3: No incluirlo en la bolsa de cosas.

En el campamento, a menudo es tentador colocar el saco de dormir en la bolsa de cosas como una forma de liberar espacio en el suelo de la tienda.

Sin embargo, la conclusión con el cuidado y el mantenimiento del saco de dormir es que cuanto más tiempo pase el saco dentro de su bolsa de cosas, menos saludable será. Esto se debe a que el almacenamiento compacto puede dañar las plumas dentro de del saco de dormir, lo que hace que pierda su capacidad de aislamiento.

Paso 4: Acaricia las plumas.

Cuando dormimos en nuestros sacos de dormir, el peso de nuestro cuerpo puede comprimir las plumas en pequeños montones, y lo mismo sucede cuando están dentro de nuestras mochilas.

Esta aglomeración da como resultado una distribución desigual del aislamiento y puede dejar “puntos fríos” a través de los cuales el aire frío puede filtrarse mientras dormimos. ¿El remedio? Después de usar el saco de dormir y antes de guardarlo, estira y descompacta las plumas agitándolas un poco y luego pasa cinco minutos amasando y masajeando el material para eliminar los grumos y redistribuir el plumón.

Paso 5: ¡Déjalo colgar!

Sacos de dormir, como las mejores chaquetas de plumas – son más felices cuando están colgados – como se mencionó anteriormente. Almacenarlos de otra manera puede comprimir, condensar e incluso romper las plumas, lo que puede afectar su capacidad de aislamiento.

Colgar el saco de dormir al usarlo, permite que las plumas se extiendan y respiren, lo que las ayuda a mantenerse elásticas y voluminosas. Lo ideal es que cuelgues tu saco en un armario alto donde pueda mantenerse estirado, sin tocar el suelo. Su lugar para colgar también debe estar seco y no mohoso, polvoriento o húmedo, lo que descarta la mayoría de los sótanos en el hogar.

Pero, ¿cómo guardar un saco de dormir si tienes poco espacio de almacenamiento? Si no tiene un armario grande o espacio de almacenamiento, la siguiente mejor opción es guardar su saco de dormir dentro de una bolsa de almacenamiento de malla o algodón grande y transpirable (generalmente se suministran al momento de la compra).

Al guardarlo allí puedes mantenerlo en el fondo de un armario, encima de un armario o en cualquier otro lugar donde la bolsa no se comprima ni se exponga a la humedad.

Cómo guardar un saco de dormir: otros consejos de cuidado.

Sin duda, su saco de dormir se ensuciará a lo largo de su vida útil, por lo que es importante aprender a lavar un saco de dormir correctamente y volver a aplicar su revestimiento DWR de vez en cuando. Además de esto, también se recomienda saber cómo usar un forro de saco de dormir para mantener su saco lo más limpio posible.

outder newsletter

Toda la inspiración, los consejos y las guías más actualizadas para ayudarte a planificar tu próxima aventura.

Lo mejor de la aventura y viajes para mentes inquietas entregado regularmente a tu buzón. ¡Apúntate GRATIS a la lista más aventurera!

Referencia.

AristaSur, 18 de noviembre de 2012. Cómo usar y mantener tu saco de dormir.

https://www.aristasur.com/contenido/como-usar-y-mantener-tu-saco-de-dormir

Publicaciones Similares