¿Cuánto pesa un saco de dormir?

Deben poder abrir el saco en las dos direcciones (cuello o pies) para poder ventirlarlo, así como desde los dos lados (desde fuera o desde dentro). El Saco de dormir es el elemento que va a permitirnos pasar una noche en la montaña, ya sea en un refugio o vivaqueando, haciendo que la temperatura de nuestro cuerpo se mantenga en los límites adecuados para poder conseguir un sueño placentero y reparador para continuar nuestra actividad al día siguiente con las suficientes fuerzas. El material exterior es el material más visible de un saco de dormir y que protege al material de relleno. Cuando compares sacos no dejes de consultar los rangos de temperaturas según la norma europea, casi todos los modelos resultan algo menos “calientes de lo que creemos o esperamos.

Tampoco puede lavarse a menudo como el caso de las fibras y debe realizarse con productos especiales, pues de no ser así, la pluma se apelmaza (apelotona) y se crean huecos en el interior de las cámaras del saco. Con temperaturas a menudo cada vez más cálidas, año tras año y con muchas ganas de aligerar la mochila, los sacos de menos de 1 kilogramo figuran entre los más vendidos. El calor que se genera en el interior del saco es el propio calor que generamos nosotros cuando estamos dentro. Los sacos de algodón son muy pesados, y cuando se apelmazan pueden resultar difícil de descompactar.

En otras entradas, ya vimos los diferentes tipos de sacos de dormir, así como las principales partes de un saco. Normalmente los sacos no están compuestos de un 100% de plumón, si no que lo mezclan con plumas y otros tipos de filamentos que le hacen perder calidad. El collarín se sitúa a la altura del cuello en el saco de dormir, justo por debajo de la capucha, y su función es impedir que entre el aire al saco y perder calor por convección, sobre todo por la espalda. Los de pluma de buena calidad suponen una inversión de 200 a 500 euros, pesan casi la mitad que otra de fibra igual de aislante y triplican la longevidad térmica de los sintéticos.

Características de un saco de dormir escrito por AristaSur está protegido por una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4,0 Internacional. Aunque en uso real, sólo la temperatura más alta (confort) y no la límite, indica con rigor a cuántos grados dormiremos plácidamente, la actual norma sirve para comparar con bastante precisión los sacos de diferentes marcas y evita los abusos informativos de décadas anteriores. El material de relleno crea una capa de aire en su interior, que es la responsable máxima de mantener el calor en el interior del saco de dormir. Se trata del punto más débil en la construcción del saco, ya que supone un punto importante de pérdida de calor, por lo que los sacos de mayores prestaciones traen una especia de collarín o banda térmica a lo largo de toda la cremallera, incluso con el mismo material de relleno que el resto del saco, para evitar esas pérdidas.

Publicaciones Similares