¿Cómo saber si una mochila es de buena calidad?

La mochila de viaje que compres debe de tener unas correas especiales las cuales se sujetan a la altura de la cintura, es necesario que el peso de la mochila recaiga en la cadera (al menos un 80% del peso debe recaer aquí) y no en tus hombros o espalda de esta forma evitarás lastimarte. Idealmente el cinturón tiene que tener un regulador que nos permita ajustar el tamaño del mismo, para que no nos quede ni muy grande ni muy pequeño, y con un diseño pensado para que no deje deslizar la mochila hacia abajo por culpa del peso. Otra cosa a considerar es que muchas marcas tienen el mismo modelo en distintas capacidades, el resto de las características son más o menos las mismas. Las hombreras se encargan de estabilizar la carga y repartir el peso -ya que si las llevamos tensas podemos hacer que nuestros hombros lleven parte del peso-.

Esta viene en un compartimiento de la mochila y es muy fácil de envolver y volver a guardar así que no se preocupen por encontrar una mochila impermeable. En Europa y Asia las construcciones son antiguas y pequeñas, en medio de callejones encontrarás tu hotel y lo más probable es que no cuenten con elevador y tendrás que subir a un 4to o 5to piso por escaleras, la forma más sencilla de hacer esto es la mochila. Tal y como planteo en este otro post, podemos distribuir todo sin problema si seguimos unos sencillos trucos y tenemos en cuenta una serie de cosas. Si la mochila que deseas comprar no trae incorporada una capa impermeable, puedes comprar una aparte y guardarla en alguno de los bolsillos de la mochila, para tenerla siempre a mano.

Con esto en mente, muchos fabricantes ofrecen cinturones adaptados a nuestro cuerpo, y han creado mochilas con diseños pensados para torsos más cortos, cinturones adaptados a la forma de la cadera femenina y con tirantes ubicados estratégicamente para que no interfieran con los pechos. La mayoría de las mochilas actuales cuentan con una estructura interna que les da forma y permite que se ajuste mejor a tu espalda, intenta buscar una el cual le brinde estructura pero que no le agregue mucho peso. Con una mochila lo único que tienes que hacer es ponértela sobre los hombros y caminar, no tienes que forzarte a cargar un gran peso con tus manos o brazos. Hay que recordar que cada viaje es diferente, el destino influye mucho para elegir, pero también hay que considerar factores como la duración del viaje e incluso las comodidades de las que quieras gozar.

Por eso es indispensable elegir la mejor mochila de viajes, la que se ajuste a tu cuerpo o al menos tenga las características ideales para hacer esto posible y te las cuento a continuación. Lo más recomendable es que inviertas en una buena mochila para viajar, para que te dure muchos años y aguante sin importar lo que pase durante tu viaje. Es como traer algo colgando de los hombros y es sumamente incómodo, además de que te cansarás más rápido. Compra una mochila de viajes donde puedas ajustar la altura de las correas, busca que la altura sea a tu pecho y no más arriba.

Publicaciones Similares