¿Cuántos kilos caben en una mochila de 30 litros?

Por ejemplo, una mochila de 30 litros puede llegar a pesar hasta 23 kilos en función de lo que lleves en ella; lo mismo ocurre con una mochila de 35 litros, una de 40 litros, una de 50 litros, una de 60 litros, etc. Elegir una mochila de viaje es una decisión muy importante, ya que te acompañará en todos tus viajes. Las mochilas de montaña y algunas maletas suelen tener más capacidad, ya que tienen bolsillos o compartimentos externos y pueden ser extensibles, lo que puede aumentar aún más su capacidad. Haciendo un esfuerzo, puedo llegar al tercer nivel, pero no me veo capaz de viajar sin una mochila pequeña de 25 o 30 litros.

Una toalla, 5 calcetines, 5 pares de calcetines, chanclas, un par de zapatillas, un cortavientos y un jersey para mi viaje de vuelta (allí es invierno), vaqueros, 5 camisetas, 2 pantalones cortos, snorkel, gopro, pasta de dientes, cepillo de dientes, pasaporte, cables y cargadores para la cámara y el móvil. Para mi falsa tranquilidad, en el camino me encontré con muchos mochileros en albergues, couch-hostels, de todas partes, y siempre con el gran problema de la mochila en la espalda, su peso y tamaño. Si acabas de descubrir esto, entonces te darás cuenta de que una verdadera mochila de viaje siempre menciona su volumen en su nombre. Claro que sí, sólo hay que ser un poco más ordenado y llevar sólo lo que realmente necesitamos y por qué digo realmente, muchas veces creemos que necesitamos algo y al cabo de unos meses nos damos cuenta de que ese objeto nunca ha salido de nuestra mochila.

Llegar al nivel 4, es un reto que no es para todo el mundo; pero pensar en llegar al nivel 3, la mochila mínima, es una meta a la que todo mochilero debería aspirar, sobre todo por el bienestar de su espalda. Recuerdo que en ese mismo viaje mochilero por el sur, había llegado a un punto en el que la idea de trasladarme de una ciudad a otra, se había convertido en lo más desagradable del viaje, y eso que era un viaje de un par de semanas. Como en el caso de las mochilas de hidratación, también pueden utilizarse como mochilas adicionales en viajes largos. Pero una buena forma de evitarlo es no comprar una mochila más grande de lo necesario, ya que siempre existirá la tentación de «aprovechar el espacio y llevar más cosas».

De este modo, podrás tener una ayuda a la hora de meter tu ropa de senderismo en la mochila o tu ropa de viaje en la maleta. En general, las mochilas de 50L o más suelen ir como equipaje de bodega, pero en las aerolíneas de bajo coste, esta opción de equipaje siempre tiene un coste adicional y te permite hasta 20kg o 23kg. Y como complemento, compré otra mochila pequeña de 10 litros para el día a día y los aparatos electrónicos.

Publicaciones Similares